Estos días de descanso, queremos seguir leyendo sobre nuestras bacterias. Vamos a descubrir cómo lo que comemos afecta a nuestro estado de ánimo…

¿Los gustos son tuyos o de tus Bacterias?

¡La comida afecta a nuestro estado de ánimo! No tenemos ninguna duda respecto a esto. Tenemos una relación íntima y apasionante con la comida; puede ser de amor y odio a la vez. (…) Para muchos la comida está directamente asociada a la felicidad, a la vida social, a los recuerdos de la infancia…
Curiosamente, la sede central donde se genera el sustrato neuroquímico de nuestro bienestar y el vínculo emocional con la comida reside, en gran medida, en el sistema digestivo, en nuestro segundo cerebro.

El intestino es el mayor portador de información, que de modo continuo envía sus datos al cerebro superior.
El microboma intestinal es el mediador principal en esta comunicación entre los dos cerebros.
El microbioma intestinal puede “manipular” nuestra conducta alimentaria y dominar nuestros circuitos cerebrales de dopamina -recompensa.
El mejor modo de no permitir a las bacterias dominar nuestra mente y nuestros gustos es darles de todo, comer sano y variado, con placer, tranquilos y ¡en buena compañía! cuanto más sana y diversa sea tu VARIEDAD BACTERIANA y más sana y diversa sea TU ALIMENTACION más equilibrado será tu sistema de comunicación interna entre tus dos cerebros.