“No solo debe cambiar el paciente su actitud pasiva ante la salud sino el médico, ambos hacia el único futuro: que la medicina natural apoye a la convencional”, dijo ayer en el Club FARO Irina Matveikova, médico especialista en Endocrinología y Nutrición Clínica.

Presentada por el periodista Óscar González, Matveikova se sirvió de una manzana que mostró al público para asentar una base de su conferencia: si para unos es un símbolo de vida sana a otros les puede producir gases, acidez, ardor… “Hay unas recomendaciones generales para la salud –afirmó– pero cada persona es un mundo y digiere de modo diferente de modo que lo ideal es que cada uno se vaya preocupando de los porqués de su cuerpo.

El paciente, que tiene una actitud pasiva y como de culpa, obediente, de miedo al médico en el que delega su salud, debe pasar a otra activa, de búsqueda de información y conocimiento de las señales del cuerpo,de disposición a ayudarse a sí mismo y a su médico con una actitud preventiva”.

Leer artículo completo