Revertir los efectos de la edad no es una cuestión de ciencia ficción. El envejecimiento se puede frenar con ACTITUD.

Aunque solo sea por ver al atractivo Brad Pitt, seguro que muchas recordáis El curioso caso de Benjamin Button, ese niño que nace con el cuerpo de un anciano de 90 años y va rejuveneciendo a medida que cumple años. Y no es que una desee ser una niña anciana, pero eso de parecer cada año más joven es algo que seguro nos tienta a muchas ¿Se puede revertir la edad? ¿Podemos hacer un reset y retroceder en el tiempo a nivel físico, estético y orgánico? Pues la respuesta es sí, y no es producto de la ciencia ficción ni avanzadas técnicas de última tecnología, sino cuestión de actitud. Actitud ante la vida, ante la nutrición, ante nuestro cuerpo, nuestra mente y emociones.

“Cada vez se ven más casos de envejecimiento precoz”, comenta la doctora Irina Matveikova, especialista en salud digestiva. “Hoy a los 46 parece que tienen más y los primeros signos de envejecimiento se empiezan a mostrar a los 40, ¡es muy pronto!”

Leer el artículo completo