El principio de cada año, está lleno de buenos propósitos e intenciones. La mayoría se tratan de cuidar alimentación, perder peso, cuidar la salud, volver a la actividad física…

Mucha gente quiere cambiar su estilo de comer para que sea práctico y realmente más sano y beneficioso para la salud, no todos saben hacerlo bien y a veces se equivocan o se frustran rápidamente.

Nos faltan conocimientos y educación sobre los alimentos y, lo más importante, nos falta tiempo para analizar nuestros propios gustos, impulsos y las emociones relacionados con las comidas.

Nuevos estudios psicológicos y ensayos apuntan a un abordaje nuevo y radical en “dieting” – en la selección de la dieta: LA ELECCION DE LA DIETA QUE VAS A DISFRUTAR Y NO SUFRIR!

Por que todos sabemos que PLANIFICAR LA DIETA y SEGUIRLA son cosas totalmente diferentes. La gente piensa en la dieta conscientemente, es un esfuerzo, un control más, un deber más pero eso no significa que esta intención nos cambie nuestra actitud y nuestros sentimientos relacionados con las comidas.

Nuestra relación con los alimentos es más compleja y hay que respetarla y conocerse antes de todo.

Como BUEN PROPÓSITO nosotros hemos decidido impartir talleres formativos sobre alimentación en todas sus facetas, tanto nutricionales como emocionales para ayudar a crear dietas a medida respetando los gustos y las necesidades de cada uno.

Síguenos para próximas publicaciones.

Comparte este artículo en: